Carmen Miradorna

La vida encantadora

En el juicio por los atentados del 13 de noviembre exigen cadena perpetua contra Salah Abdeslam
noticias

En el juicio por los atentados del 13 de noviembre exigen cadena perpetua contra Salah Abdeslam

La Fiscalía Nacional Antiterrorista ha pedido cadena perpetua incomprensible para Salah Abdeslam, tras el juicio por los atentados del 13 de noviembre.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista (Pnat) exigió este viernes la máxima cadena perpetua prevista, incomprensible, contra Salah Abdeslam, el único miembro vivo de los comandos del 13 de noviembre que provocaron la muerte de 130 personas en París y Saint Denis.

Se trata de «sentencias duras, muy duras» que exigirá la fiscalía, advierte desde el principio el abogado general Camille Hennetier, tras una maratón de acusaciones llevada a cabo con sus colegas Nicolas Braconnay y Nicolas Le Bris.

Contra Salah Abdeslam, el único acusado del banquillo juzgado como coautor de los atentados yihadistas que «asustaron» y «estupefactos» a Francia, el fiscal pide la pena más grave prevista en el código penal, dictada a las cuatro veces.

La cadena perpetua incompresible hace muy pequeña la posibilidad de que los condenados a ella obtengan un ajuste de la pena.

Salah Abdeslam no «se rindió» sino que «intentó volarse el cinturón» la noche del 13 de noviembre, y tiene «la sangre de todas las víctimas en sus manos», estimó el Pnat.

El francés de 32 años, que «sigue convencido de que no mató a nadie» y es «incapaz de expresar el más mínimo remordimiento», adoptó «una estrategia de minimización constante de los hechos, es decir, el camino que sigue». tiene que irse», justificó la fiscalía al solicitar esta rarísima sentencia.

Contra los «cómplices» de los atentados, todos miembros de una misma célula yihadista cuyos comandos eran «intercambiables», el Pnat exigió también cadena perpetua, pidiendo que se modele el periodo de seguridad según su grado de implicación.

Leer  R i c k y M a r t i n : ¡ R a r e z a ! C o m p a r t e f o t o d e s u h i j o M a t t e o

Treinta años de seguridad se reclamaban así contra el sueco Osama Krayem y el tunecino Sofien Ayari, dos «expertos combatientes» del Estado Islámico que, según la acusación, iban a perpetrar un atentado en el aeropuerto de Ámsterdam el pasado 13 de noviembre y que convirtieron de vuelta a causa de un «imprevisto».

Su silencio en la audiencia sólo debe interpretarse «como un desprecio a su tribunal, especialmente por parte de dos hombres que, en el palco, son los que más saben de celda», regañó Camille Hennetier.

Se exige vida a los cinco patrocinadores y logísticos dados por muertos

La fiscalía antiterrorista ha pedido cadena perpetua con 22 años de seguridad contra dos hombres clave, Mohamed Abrini, «el hombre del sombrero» de los atentados de Bruselas que también estaba «planeado» en París pero se rindió, y el «logístico Mohamed Bakkali, «sala central» de la celda.

Todos estos acusados ​​se han mostrado «incapaces de condenar» los atentados, los más mortíferos jamás cometidos en Francia. Para ellos, «las víctimas, es triste, pero es un mal necesario, colateral», abrumó el abogado general.

Contra el «personal operativo descontento», el argelino Adel Haddadi y el paquistaní Muhammad Usman, que al salir de Siria no pudieron llegar a Europa a tiempo para participar en los ataques, el Pnat exigió la pena máxima de veinte años de prisión con una período de garantía de dos tercios.

También se han solicitado penas que van desde los cinco años de prisión hasta los 16 años de prisión contra otros siete acusados ​​juzgados desde septiembre por el Tribunal de lo Penal de París especialmente compuesto, y «implicados en diversos grados» en la ayuda prestada a la celda.

Leer  “Queríamos especialmente jugar a los más estúpidos”

También se pidió la vida de los cinco patrocinadores y logísticos que se presume murieron en Siria y fueron juzgados en rebeldía, entre ellos Osama Atar, el «cerebro» de los atentados.

Contra Ahmed Dahmani, detenido en Turquía y juzgado en ausencia, la fiscalía exigió una pena de treinta años de prisión con dos tercios de período de seguridad.

La fiscalía nacional antiterrorista también exigió que se pronuncie la inhabilitación del territorio nacional, por diez años o definitiva, contra todos los imputados, con excepción de los que tienen nacionalidad francesa, entre ellos Salah Abdeslam.

El tribunal de lo penal especialmente compuesto, integrado únicamente por magistrados profesionales, no está obligado a seguir las solicitudes de la acusación.

Dirigiéndose al tribunal por última vez, el abogado general Camille Hennetier dijo: «Su veredicto no curará las heridas, no resucitará a los muertos, pero garantizará que la justicia esté aquí y que la ley tenga la última palabra».

La palabra se dará a la defensa a partir del lunes y durante dos semanas. El veredicto se espera para el 29 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *