Carmen Miradorna

La vida encantadora

Ingenieros convierten una araña muerta en un robot
noticias

Ingenieros convierten una araña muerta en un robot


Actualizado

Un equipo de investigadores en Texas logró «resucitar» el cadáver de una araña.

Aquí hay una experiencia no recomendada tanto para aracnofóbicos como para aracnófilos. Un equipo de ingenieros del Laboratorio de Innovación Preston de la Universidad de Rice, Texas, emitió un comunicado en el que afirmaba la creación de lo que llamaron un necrobot, también conocido como robot muerto, hecho a partir del cadáver de una araña encontrada en su laboratorio. Fascinados por sus patas enroscadas, los investigadores observaron cómo funciona y descubrieron que sus ocho extremidades muy poderosas son operadas por el equivalente a un sistema hidráulico. Una auténtica revelación para estos ingenieros que se apresuraron a dibujar la aplicación concreta más evidente, al menos a sus ojos: transformar arañas muertas en pinzas hidráulicas.

Lea también: Hámsters modificados genéticamente se convierten en una horda salvaje

Al soplar aire a través de una aguja insertada en el cuerpo del animal, pudieron activar sus patas, agarrar objetos pequeños y activar el interruptor de un circuito eléctrico. Para probar su resistencia, incluso plegaron y desplegaron las extremidades más de 1000 veces seguidas sin notar ningún desgaste apreciable del mecanismo.

Para Daniel Preston, director del Preston Innovation Laboratory, este experimento podría tener salidas muy útiles: los necrobots serían capaces de “realizar tareas repetitivas como clasificar o mover objetos a pequeña escala, y quizás incluso ensamblar elementos microelectrónicos”. Los entomólogos también verían una ventaja en usar esta araña zombi para engañar y capturar insectos. Finalmente, concluye, esta araña robot, a diferencia de las herramientas de metal o plástico, es perfectamente biodegradable. Argumentos más o menos apasionantes que quizás se amplíen en el futuro. O no.

Leer  11 muertos y al menos 33 desaparecidos en el sur de México

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.