Carmen Miradorna

La vida encantadora

Kyiv revive el miedo tras nuevos ataques rusos
noticias

Kyiv revive el miedo tras nuevos ataques rusos

Natalia, de 72 años, fue despertada a las 6 a.m. en Kyiv el domingo por una serie de poderosas explosiones, las primeras desde fines de abril en la capital ucraniana, que estaba retomando una apariencia de vida normal en medio de la guerra con Rusia.

Uno de los objetivos, una infraestructura ferroviaria, ubicada en este distrito en el sureste de Kyiv, a 10 kilómetros del centro de la ciudad, tiene prohibido el acceso.

Rusia afirmó el domingo que destruyó vehículos blindados suministrados a Ucrania por países de Europa del Este que estaban en los hangares de una empresa de reparación de vagones en ataques aéreos en Kyiv.

Leer : Macron criticado por Kyiv tras sus llamados a «no humillar a Rusia»

En Kyiv, el ejército ha instalado un corredor de seguridad. Los bomberos que allí intervinieron cesaron sus operaciones alrededor de las 9 a.m. hora local (6 a.m. GMT), el fuego fue extinguido.

«Escuché sobre seis explosiones a las 5:57 de la mañana», dijo Natalia a la AFP. Ex empleada del lugar bombardeado, se niega a dar su apellido como los otros testigos entrevistados por AFP en el lugar porque está prohibido divulgar información sobre los lugares afectados diez horas después de la explosión.

Según información inicial, las explosiones no causaron muertes. Una persona herida fue hospitalizada, anunció el alcalde de Kyiv, Vitali Klitschko, en Telegram.

A un edificio rosa de 10 pisos le rompieron todas las ventanas. No muy lejos, una mujer limpia vidrios rotos en la calle frente a un centro cultural cuyas ventanas también volaron por las explosiones.

«No tiene nada de militar, ¡pero lo bombardean todo!»

Léonid, de 63 años, también trabajó en el lugar bombardeado durante 45 años. “Allí no hay nada militar, ¡pero lo bombardean todo!”, protestó.

Leer  I d r i s E l b a : ¿ D e v u e l t a e n l a c a r r e r a c o m o J a m e s B o n d ?

Dice que no teme por sí mismo porque ha «vivido su vida», pero está preocupado por sus nietos. «No sabemos si volverá, es impredecible».

La soga se soltó sobre la capital ucraniana a fines de marzo, cuando las tropas rusas se retiraron de la región de Kyiv y el norte de Ucrania para concentrar sus esfuerzos en el Donbass, en el este del país, controlado en parte desde 2014 por separatistas prorrusos respaldados por Moscú.

Casi dos tercios de los 3,5 millones de habitantes de Kyiv han regresado a la capital que había sido vaciada de la mayoría de sus habitantes al inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, había indicado Vitali Klitschko el 10 de mayo pasado.

Las embajadas occidentales que evacuaron la capital al comienzo de la guerra también han reanudado sus actividades en Kyiv.

Sin embargo, el alcalde de Kyiv subrayó que las autoridades no podían dar garantías de seguridad y varios funcionarios ucranianos subrayaron que Rusia no ha renunciado a la ambición de tomar Kyiv.

La capital fue atacada por última vez el 28 de abril, el día de la visita del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Ventanas rotas

En su balcón, a cien metros de la explosión, Tetiana, de 58 años, muestra las numerosas ventanas rotas de su edificio de ladrillo blanco.

Vive en Polonia y vino a Kyiv para dar a luz a su séquito. Cuando se escucharon las explosiones, todos salieron, dijo.

Según la fuerza aérea ucraniana, varios misiles de crucero fueron disparados en la madrugada del domingo en dirección a Kyiv por aviones rusos TU-95 con base en el Mar Caspio, uno de los cuales fue destruido.

Leer  Macron moviliza al Gobierno ante los quebraderos de cabeza de la vuelta al cole

No muy lejos, un apartamento también resultó dañado con numerosas ventanas rotas.

Vassyl, de 43 años, vive allí. Él trae dos panes blancos en una bolsa de plástico.

«La gente está asustada ahora», respira.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.