Carmen Miradorna

La vida encantadora

La Asamblea vota abolir la tasa
noticias

La Asamblea vota abolir la tasa

La Asamblea Nacional votó el sábado por la mañana para abolir la tarifa de licencia audiovisual como parte del apoyo al poder adquisitivo.

La Asamblea Nacional votó el sábado por la mañana abolir el canon de licencia audiovisual como parte del apoyo al poder adquisitivo, pero aún debe aclarar puntos muy debatidos como el descuento de carburantes, la renacionalización de EDF o los «superbeneficios» de los grandes grupos. La abolición de la tarifa que financia la radiodifusión pública, una promesa del presidente Macron, genera muchas preocupaciones sobre la independencia y la financiación futura de los medios en cuestión.

Fue aprobada por 170 votos contra 57, durante la primera lectura del proyecto de ley de reforma de finanzas para 2022 (PLFR). LR y RN votaron a favor, y la alianza de izquierda Nupes por unanimidad en contra. Se adoptaron enmiendas mayoritarias y LR para afectar «una fracción» del IVA, por un importe de unos 3.700 millones de euros, con el fin de abordar las preocupaciones sobre la financiación de este sector.

Durante esta sesión, a menudo turbulenta, el ministro de Cuentas Públicas, Gabriel Attal, expresó su apego a la «radiodifusión pública fuerte», al tiempo que calificó de «obsoleta» esta tarifa basada en la posesión de un televisor en la época de las tabletas y otros teléfonos inteligentes. La tarifa está fijada actualmente en 138 euros al año en Francia continental. Las principales objeciones provinieron de las filas de los Nupes. Para Iñaki Echaniz (PS), esta supresión es una «mala idea» que perjudicará la financiación estable. Alexis Corbière (LFI) subrayó que garantizar “la independencia de la radiodifusión pública es una condición de la democracia”.

Leer  Naomi Watts, francas confidencias sobre su menopausia “llegó demasiado pronto”

La ministra de Cultura Rima Abdul Malak, por su parte, argumentó que «no es el canon lo que garantiza la independencia» sino Arcom (ex-CSA), el organismo que nombra a los líderes del sector audiovisual público. La izquierda también ha acusado al gobierno de inspirarse en la extrema derecha para finalmente desmantelar la radiodifusión pública. «Zemmour y la señora Le Pen lo habían pedido, el señor Macron lo habrá hecho», lanzó el comunista Stéphane Peu. La Sra. Le Pen, sin embargo, consideró que «el plan del gobierno no tiene nada que ver con lo que queremos hacer», es decir, una «privatización» en buena y debida forma. Luego de cuatro días de acalorado debate sobre el proyecto de ley a favor del poder adquisitivo, los diputados lidiaban desde el viernes, vía el PLFR, con la segunda parte de las medidas destinadas a contrarrestar los efectos de la inflación. La discusión debe continuar hasta el sábado por la noche, o incluso el domingo o el lunes. El campo presidencial, privado de una mayoría absoluta, con frecuencia debe buscar apoyo fragmentario frente a los ataques a veces combinados de la oposición.

«Superganancias»

«Nosotros no tenemos el monopolio de las buenas ideas», declaró el sábado a la parisina la ministra de Pymes Olivia Grégoire, para quien la «nueva configuración de la Asamblea hace avanzar al Gobierno en su forma de prepararse y está muy bien». Se espera así el apoyo de LR para que se apruebe este proyecto de presupuesto sin tener que contar con los votos de RN. Además de la supresión de la tasa, el presupuesto rectificativo incluye la continuación del descuento de carburantes y el escudo tarifario de la energía, la revalorización del punto índice para los funcionarios y la financiación de la OPA para la renacionalización de EDF.

Leer  Carla Bruni divertida, su hija Giulia ya luce su ropa y tacones

Crece también la presión, incluso mayoritaria, para gravar las «superganancias» de los grandes grupos. TotalEnergies anunció oportunamente el viernes descuentos en surtidores a partir de septiembre, pero ese gesto es considerado insuficiente por la izquierda y por ciertos miembros de la mayoría y de RN. El ministro de Economía, Bruno Le Maire, está abierto a las propuestas de la derecha, para aumentar las ayudas estatales al combustible, actualmente a 18 céntimos el litro.

Los diputados ya aprobaron el viernes un aumento del techo de exención fiscal de las horas extraordinarias, así como la posibilidad de que las empresas recompren a los empleados los días de RTT a los que hubieran renunciado. La Asamblea también votó duplicar las ayudas libres de impuestos de empresas a empleados para sus gastos de carburante (de 200 a 400 euros), y validó una medida favorable al incremento de los vales restaurante.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.